Cuentos Reales de Familia: tercera parte

La sala se lleno de muchas risas. Entonces, para quitarle protagismo a Jaime, habló Jorge sobre lo que hacía al sacar cangrejos. Las estudiantes les pedían animales disecados y él gustoso les daba sus diferentes modelos de ardillas, cangrejos, ratones y, sobre todo, lagartijas. Tanto le gustaba que creaba personajes; es decir, les ponía vestimenta o hasta los convertía a los animales en figuras de música rock.
En ese sentido, no tuvo problemas para tener a jovencitas detrás de él cuando era niño.

Para llevar Jorge a Héctor al colegio, iba con su camisón de doctor cuando era estudiante. Tenía que parar en un paradero que era agreste. Cruzaba un río para llegar al colegio y el puente no era seguro para logar ello. Al llegar, le preguntaba a Héctor ¿ya te dejo? Héctor no hablaba, tan solo movia su cabeza de un lado a otro.

Teminando de contar. En la casa, estábamos celebrando el santo de Héctor. "Este es el primer cumpleaños que vivo en Lima, después de 6 años que los pase en Madrid", dijo mi tío.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La edad y las mujeres

Tú no me enamoras

Una carta